Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío

Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío

Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío

Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío

Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío
Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío
skip to main content
Proteger y Mantener

Cómo evitar contagiarte del

resfrío de tu hijo

Primero son los mocos, luego los estornudos, les sigue la fiebre y las noches de insomnio…oficialmente, tu hijo tiene gripe. Desafortunadamente, las escuelas pueden ser los puntos críticos para los virus y tu hijo probablemente traerá algunos de ellos en esta estación de resfríos y gripe. Aliviá a tu hijo enfermo, mientras ayudás a proteger al resto de tu familia mediante el uso de estos prácticos remedios para el resfrío.

 

¡Lavá sus manos pronto y con frecuencia!
Las manos libres de gérmenes son la clave para la prevención. Limitá la propagación de gérmenes por factores climáticos de tu hijo fomentando el lavado de las manos con frecuencia. Siempre que tu hijo estornude, tosa, se limpie la nariz, o vaya al baño, recordale que lavarse las manos puede ayudar a proteger a tu familia. El agua tibia y el jabón son lo mejor. Además, animá al resto de la familia a lavarse con frecuencia, especialmente antes de comer y después de usar el baño.

Desinfectá las superficies
La limpieza de las superficies comunes, como teclados de computadoras, teléfonos, mesadas y controles remotos de TV con trapos antibacterianos puede matar los gérmenes de la gripe. Colocá envases con toallitas en diferentes lugares de tu casa y recordá a tus familiares que deben "limpiar antes de usar". Además, cuando tu hijo comience a sentirse mejor de su resfrío, reemplazá los cepillos de dientes por nuevos para que los gérmenes no vuelvan a infectarlo ni a él ni a nadie más.

Utilizá el descanso y el agua para contribuir a recargarlo
Durante el sueño, el sistema inmunológico trabaja para restaurar el cuerpo y protegerlo de la enfermedad. La falta de sueño va en contra de su sistema inmunológico, prolonga la enfermedad de tu hijo o hace vulnerables a otros miembros de la familia. Establecé una política de “apagar las luces temprano" para todo el mundo para mantener fuerte su capacidad de lucha frente a los gérmenes.

El agua limpia tu cuerpo de posibles virus y lo hidrata, aumentando las funciones de tu sistema inmunológico. Asegurate de que cada uno de los miembros de tu familia beba ocho vasos grandes de agua o más diariamente.

Ámalos y dejalos vivir.
Tu hijo se resfrío y necesita del descanso para ayudarlo a recuperarse de los síntomas del resfrío y la gripe. Animalo para que se acueste temprano y recordale a tu familia que deben darle más espacio. Esto puede ayudar a acortar la duración de la enfermedad y limitar la exposición de tu familia (y la tuya propia). Hacelo más divertido, sirviendo el "desayuno en la cama" y dejalo jugar con juguetes especiales o ver sus programas y películas favoritos.