Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío

Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío

Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío

Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío

Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío
Tratamiento de los sintomas de la Gripe, la Tos y el Resfrío
skip to main content
Proteger y Mantener

Reacondicioná tu hogar frente a los

síntomas de alergia

Millones de personas sufren de síntomas de alergia, especialmente en el hogar. Probá estos consejos para reducir los cuatro alérgenos domésticos más problemáticos: el polen, el moho, los ácaros del polvo y la caspa de las mascotas.

 

Poné el polen en su lugar: fuera de la casa.
El polen es uno de los culpables de los peores síntomas de alergia. Pero hay varias maneras de evitar que invada su casa.
  • Comenzá con tu jardín. Una vez que esté libre de malas hierbas problemáticas tales como la ortiga, la acedera, y la ambrosía se reducirá la cantidad de polen que se mete en tu casa.
  • Mantené las ventanas cerradas durante la noche para evitar que las corrientes de aire lleven el polen hacia el interior.
  • Colgar la ropa en el exterior le da un olor agradable, fresco, pero tené cuidado porque el polen puede adherirse en la ropa que cuelga en la cuerda.
  • Si estuviste al aire libre, date una ducha cuando entres. Esto reduce los alérgenos que se hayan adherido a tu piel y tu cabell.
No permitas que el moho te gane.
El moho u hongo del interior del hogar se alimenta de la humedad.
  • Lavá las bañaderas, duchas y cortinas y ventanas todos los meses con un desinfectante para matar el moho y los hongos.
  • Utilizá un deshumidificador cuando el clima es húmedo. Si podés mantener la humedad en tu casa en menos de 50 por ciento, los hongos tienen menos oportunidad de prosperar.
  • Quitá las alfombras de los pisos de concreto, especialmente en el sótano.
  • Repará las zonas que podrían haber sido dañadas por el agua: tejados, sótanos, sumideros y tuberías.
  • Revisá la ventilación de tu secadora para asegurarte de que está enviando el aire húmedo al exterior.
  • Instalá ventiladores de extracción, limitá las plantas de interiores, utilizá purificadores de aire, y deshacete de los antiguos empapelados para reducir los alérgenos.
Intentá una solución de magnitud contra los ácaros del polvo.
Estos pequeños insectos son visibles sólo al microscopio. Sin embargo, sus excrementos (no los propios insectos) pueden causar síntomas de alergia durante todo el año.
  • Lavá la ropa de cama (incluyendo el colchón y las fundas de almohadas y almohadones) en agua caliente cada dos semanas.
  • Reducí la humedad de tu hogar tanto como sea posible; los ácaros del polvo prosperan en los niveles de humedad superiores al 50 por ciento.
  • Limpiá las alfombras y carpetas al vapor, porque la aspiración en seco no recoge los ácaros del polvo. El calor del vapor de agua mata a los ácaros del polvo durante la limpieza de la alfombra.
  • Esta es la mejor solución para reducir los alérgenos: Cubrí el colchón, el somier y las almohadas con fundas a prueba de alérgenos (y lavalas con regularidad).
Escapale a la caspa
Amamos a nuestras mascotas, pero detestamos los síntomas de alergia que pueden provenir de su caspa (escamas pequeñas de la piel o el pelo de un animal).
  • Si no querés dejar a tu mascota en el exterior, considerá por lo menos mantenerla fuera de su dormitorio, donde vos pasás al menos un tercio de tu día.
  • Los alérgenos del gato pueden ser el peor de los causantes. Si preferís evitar los medicamentos, y no querés vivir sin tu amigo felino, lavá la cuna de tu mascota con frecuencia. También disminuirás los alérgenos aspirando con frecuencia los lugares favoritos donde a tu mascota le gusta pasar el rato.
  • Utilizá productos para el control de la caspa, para tratar el pelaje de tu mascota.
  • Bañá a tu mascota con regularidad.